Quizás te ha pasado alguna vez que te propones hacer algo, lo inicias y no lo llegas a terminar, esto se puede deber a varios motivos pero por lo general suele ser porque estamos llevando a cabo objetivos que no están alineados al 100% con nosotros.

En este artículo voy a explicarte como crear esa alineación y proponerte objetivos que verdaderamente puedas cumplir, descubrirás que todo lo que voy a explicarte es muy obvio porque es sentido común, sin embargo para que te sirva te recomiendo que lo apliques del tirón, se que menos del 5% de las personas que leerán esto lo aplicarán, recibimos tanta información al día que estamos desinformados, por eso te pido que te permitas unos minutos para ti, coge un papel y bolígrafo porque este ejercicio te va a hacer crecer como persona.

¿Estás ready? Vamos a ello…

1. Específico, definido, detallado y personal

Define tu objetivo de la forma más precisa de la que seas capaz y lo más importante haz que sea personal. Lo más importante de un objetivo es que dependa completamente de ti llevarlo a cabo.

Por ejemplo, imagina que tienes un negocio digital, tu objetivo podría ser el facturar una cantidad concreta, a priori es un objetivo complicado porque es algo que no depende al 100% de ti, influyen otros factores como clientes, competencia, etc… Es importante definir bien el objetivo o sentiremos frustración por no alcanzarlo.

En cambio si que depende de ti el dedicar tu tiempo a llevar a cabo una acción o estrategia concreta antes de una fecha límite (deadline) y evaluar el resultado. Por ejemplo, crear un anuncio en facebook y una página dónde tengamos el pixel de Facebook antes del día 21 e invertir 100€ para evaluar el resultado.

Otro ejemplo sería proponerse perder peso cuando en realidad se puede traducir a comer 900 calorías al día desde un día a otro y comprobar nuestra evolución, date cuenta que estos objetivos son precisos y dependen de ti.

2. Con una fecha límite asequible

Pon fecha límite a tu objetivo, no vale decir “mañana lo haré”, el cerebro no entiende el mañana, marca la fecha en un calendario y cuélgalo en tu habitación, es importante que lo tengamos presente, ponte alarmas en el teléfono y esfuerzate en llegar a la fecha. Fecha de inicio y fecha límite.

Conseguir objetivos implica invertir más energía de la que estamos acostumbrados, introduce esta forma de hacer en un hábito, sólo unos pocos privilegiados son capaces de hacerlo, a veces tendrás que trabajar por la noche o dormir menos, es normal, esfuérzate y lo lograrás.

3. Expresado positivamente

Define lo que quieres conseguir de forma positiva, el foco lo tenemos que colocar en lo que queremos, jamás definas un objetivo enfocándote en lo que no quieres, para explicar esto se me ocurre un ejemplo.

Imagina que estás en una habitación en llamas, tienes dos opciones: ir hacia la puerta o huir de las llamas. En la primera opción vas a mirar dónde está la puerta y a correr hacía allí de frente, mientras que en la segunda si tu atención se encuentra en lo que no quieres, que son las llamas, el miedo… es probable que ni te voltees a ver dónde queda la puerta, imagina que hubiera algún obstaculo entre tu posición y la puerta, por ejemplo una silla en el suelo, ¿Sería un problema si tropezáramos y murieramos en llamas no crees? Por favor el foco en lo que quieres lograr.

4. Alcanzable, factible

Que sea realizable en la fecha y con tus propios recursos. No te propongas objetivos que no conoces el tiempo que te van a llevar, antes de nada recoge información, pregunta, busca en internet, trata de calcular el tiempo por ti mismo.

5. Motivador

El objetivo te ha de motivar, ha de ser algo con lo que te despiertes por la mañana, recuerda que la motivación no es otra cosa que el motivo que te pone en acción. Así que piensa en el para que quieres conseguir ese objetivo y ten una razón muy fuerte y sólida. Decide volcarte en tu objetivo.

6. Escrito

Escribe tu objetivo, a poder ser a mano, levantate ahora y escríbelo, es más importante definirlo bien por escrito que cualquier otra cosa, cuando termines fírmalo, establece un compromiso contigo mismo y cúmplelo.

7. Imaginable

¿Cómo te ves con el objetivo conseguido? ¿Qué te dices a ti mismo…? ¿Que sientes cuando te imaginas ahí…? Cierra los ojos y hazte estas preguntas: visuales, auditivas y cinestésicas. Imaginate, visualizate, escuchate a ti y a los demás con el objetivo cumplido, siéntete, cual es tu posición corporal, tu respiración… Dedica 1 minuto a este ejercicio te lo mereces, eres la persona más importante de tu vida.

8. Que no esté en contraste con tus valores

Has de estar alineado con tu objetivo, no te propongas conseguir algo de una forma en la que no estarías satisfecho contigo mismo, define tus valores en un papel. ¿Qué es la libertad para ti? ¿Qué es el amor para ti? ¿Crees que eres libre, porque? explicalo por escrito…

Es importante darse cuenta de que nuestro cerebro no siempre recuerda todo lo que vivimos por lo que completamos los huecos imaginando o inventando información. Simplemente es un sesgo humano. Has de saber que cometemos el error de generalizar, eliminar el sujeto de una frase o distorsionar la realidad, te voy a poner varios ejemplos, lo importante de esto es que te des cuenta cuando tu mismo lo hagas para poder corregirte, estoy hablando de hackear tu forma de pensar.

Generalizaciones:

  • Todo el mundo sabe que… (Generalización)
  • ¿Conozco a todo el mundo para afirmar eso?  …

Eliminación del sujeto:

  • Alguien lo habrá hecho… (Eliminación: alguien)
  • ¿Quien es ese alguien? …

Distorsión de la realidad:

  • Tuve un problema con un diseñador gráfico y ahora todos los diseñadores son unos… (Distorsión + generalización)
  • ¿Que tuviera un problema con una persona quiere decir que lo vaya a tener con todos? ¿Conozco a todos los diseñadores del planeta?

9. Que se pueda compartir con otros

Compártelo, un objetivo ha de aportarte valor a ti y a los demás, no hay nada mejor que compartir tu objetivo con los demás, encuentra a personas con las que compartas esta meta, háblales de tu objetivo, es probable que te aporten buenas ideas, haz preguntas, date cuenta de que no estás solo en el mundo.

10. Que se pueda dividir en objetivos intermedios

Divide el objetivo en subobjetivos, es importante que tengas clara la meta que quieres alcanzar, pero lo más importante es que te enfoques en el primer paso, no vamos a subir una montaña mirando la cima, para subirla hay que dar el primer paso, avanzar hasta el primer objetivo, después al segundo y así hasta llegar arriba.

¿Cuál es el siguiente paso una vez he definido el objetivo?

Permítete pasar a la acción, define tu objetivo, arranca motores y empieza el camino.

Si sigues todos estos pasos estoy seguro de que conseguirás tu objetivo, a mi me ha servido definirlo con otras personas por lo que si quieres que te ayude puedes hacermelo llegar por el formulario de contacto.

¿Qué es lo más importante? Has de llegar sentir que tu objetivo tiene un componente espiritual y que tira de ti con más fuerza que cualquier otra cosa.

Si te ha gustado este artículo puedes compartirlo con tus amigos y unirte a mi red de LinkedIn para que sigamos en contacto. Muchas gracias.

10 Claves para conseguir tus objetivos
5 (100%) 34 votes

Leave a Reply